Resolvemos todas las dudas legales sobre la herencia y fallecimiento de familiares

Repartir la herencia tras el fallecimiento de un familiar suele ser un momento complicado, marcado por el duelo ante la pérdida de un ser querido. Dejando todo bien preparado antes del deceso, la transición será más llevadera para los herederos, evitando confusiones y problemas futuros.

Si no está familiarizado con todos los conceptos legales, es aconsejable que, además de acudir a un notario, se ponga en contacto con un abogado para la herencia. La ayuda letrada de un experto solventará todas sus dudas referentes a este proceso. Algunas de las más populares se detallan a continuación.

¿Quién tiene que hacer testamento?

Para responder a esta pregunta es importante tener en cuenta primero quién tiene la capacidad legal de hacerlo. En España son todas las personas mayores de 14 años y que estén en pleno uso de sus facultades mentales. De lo contrario, no tendrán capacidad legal para crear un documento con validez.

Respecto a cuándo es aconsejable hacerlo, siempre que se tengan bienes, tener un testamento firmado ante notario facilitará la repartición del patrimonio cuando llegue el momento. Si, además, la situación familiar es compleja, dejar clara la última voluntad evitará que se produzcan conflictos familiares relacionados con el dinero.

¿Cómo dejar una herencia barata a los herederos?

La mejor manera de que sus legatarios disfruten de una herencia barata es tomando las medidas legales previas para que no haya ningún tipo de conflicto. Aunque contratar asesoría legar puede sonar contraproducente para ahorrar, al final acaba saliendo mucho más económico. Si todo está bien atado, evitará la posibilidad de impugnaciones, litigios, etc.

¿Estoy obligado a repartir mi herencia de alguna forma?

El Código Civil español obliga a los testadores con hijos a dejarles a estos 2/3 de su patrimonio. El primer tercio, conocido como “la legítima” se repartirá a partes iguales entre todos los descendientes de primer grado, mientras que el segundo (el tercio de mejora), puede variar en la proporción que el propietario de los bienes desee. Por último, la tercera parte o de libre disposición, como su propio nombre indica, se podrá legar a quien se desee.

Si desea desheredar a uno o varios de sus hijos, la ley nacional le obliga a alegar y demostrar una serie de circunstancias. Sin embargo, algunas comunidades autónomas tienen una regulación más permisiva en este sentido. Por eso, contar con la ayuda de unos abogados expertos le ayudará a encontrar una fórmula que garantice que se cumple su última voluntad.

Se ha muerto un familiar y hemos encontrado varios testamentos, ¿cuál es el válido?

Siempre y cuando cumpla con los requisitos que indicados en el primer apartado, a lo largo de su vida podrá hacer tantos testamentos como desee. Sin embargo, solo tendrá validez el último. 

En el caso de que no sepa si su familiar ha dejado testamento o no, o de cuál es el que tiene validez, puede acudir al Registro de Últimas Voluntades. Mostrando el certificado de defunción, le darán otro de últimas voluntades. Con este documento, podrá acudir a la notaría indicada a solicitar una copia del documento de herencia.

¿Es complicado arreglar el papeleo de una herencia?

Esto va a depender del patrimonio del legador. Arreglar el papeleo de una herencia no tiene por qué ser complejo, pero es cierto que requiere un elevado número de gestiones y de trabajo administrativo. Contando con una gestoría o un asesor le ahorrará mucho tiempo, ya que están familiarizados con estos procesos y le ayudarán incluso a tramitar bajas en el registro civil, pensiones de viudedad, etc.

¿Cuánto se tarda en cobrar una herencia?

Es difícil contestar a esta pregunta sin saber todos los detalles del caso. El tiempo medio varía mucho dependiendo de si el testamento está claro, todos los herederos están de acuerdo, etc. El tiempo mínimo son unos 20 o 30 días desde que se inicia el reparto de la herencia, pero se puede dilatar durante años.

El proceso de reparto se inicia cuando se acude al notario con el certificado de últimas voluntades. A partir de ese momento, las circunstancias son las que determinarán la duración del procedimiento. Todo terminará cuando se pague el impuesto de sucesiones. El plazo para pagarlo empieza desde que compramos la herencia hasta 6 meses más tarde.

En el caso de que no exista testamento, el proceso se alargará considerablemente, ya que los trámites administrativos no solo implicarán la lectura de la última voluntad del difunto. En estos casos es necesario detectar e identificar todos los bienes del difunto y demostrar el derecho legítimo de los herederos.

En resumen, un testamento facilita considerablemente los trámites y gestiones de una herencia tras el fallecimiento de un familiar. En Trámites Fáciles Santander le ayudaremos a dejar todo preparado antes de su deceso y también a saber cómo actuar para cobrar lo que sus familiares le han legado. ¡Llámenos!

Blog Attachment
  • gb178f6dccec2a9f49fb9cfa7c0403e1a7216234175a3987a6dde116df9d658a18de4367c143fe687874fbf9dac34392e_640-jpg

Related Posts