¿Qué tramites hay que realizar para ejecutar una herencia?

Los procesos sucesorios están diseñados para resultar fluidos y directos. Sin embargo, el desconocimiento hace que en ocasiones acaben tornándose de lo más complicados. Por eso en las siguientes líneas le detallaremos paso a paso qué tiene que hacer para tramitar una herencia y qué procedimientos administrativos y fiscales necesita llevar a cabo.

1. Expedición de certificados básicos

En primer lugar, es necesario obtener tres documentos que permiten iniciar el proceso sucesorio. Como podrá ver a continuación, cada uno de ellos tiene una naturaleza distinta, por lo que no son reemplazables:

  • Certificado de últimas voluntades. Tiene la finalidad de confirmar que el fallecido había realizado testamento y conocer qué notario lo custodia.
  • Certificado de contratos de seguros de cobertura de fallecimiento. Permite saber si el fallecido tenia contratado un seguro de vida. Debe saber que muchas familias se quedan sin cobrar el capital correspondiente por saltarse este paso.
  • Certificado de defunción. Es básico para comunicar a la Administración que la persona en cuestión ha fallecido. Se obtiene en la sede correspondiente del Registro Civil, y puede solicitarse online.

2. Ejecución del testamento

Este proceso puede hacerse de dos maneras diferentes, en función de las circunstancias. Los revisamos.

Mediante testamento otorgado

Si el fallecido había realizado testamento, es necesario acudir al notario y solicitar su ejecución mediante los cauces normales. Es necesario adjuntar, a su vez, el certificado de últimas voluntades y el certificado de defunción. Además, si existen varios testamentos, solo será válido el más reciente. Una situación muy común, sobre todo si el testamento se redactó hace bastantes años, es que el notario ya no trabaje, se haya jubilado, o bien que haya cambiado su despacho. En tal caso, le correspondería ir al Colegio de Notarios de la misma ciudad para solicitar una copia autorizada.

Otra circunstancia frecuente es que, además de lo anterior, se encuentre usted en otra ciudad distinta. Ante esa situación, solo tiene que ir a un notario de esa zona y solicitar que, a través del Sistema Integrado de Gestión del Notariado, pida una copia del testamento.

Mediante declaración de herederos

En caso de que no existiese testamento, este trámite designará quiénes son los que tienen derecho a heredar los bienes. Se trata de una vía alternativa al paso anterior que, en todos los casos, acaba siendo más complicada. Además, es necesario acreditar el parentesco con el difunto.

De acuerdo con la ley, los herederos forzosos se determinan en función de un orden concreto:

  • Hijos.
  • Padres.
  • Cónyuge.
  • Hermanos o sobrinos.
  • Resto de familiares (hasta primos hermanos).

3. Determinación de la masa hereditaria

Tras haber establecido quiénes van a heredar, es momento de cuantificar y hacer inventario de los bienes. Para ello se debe determinar la masa hereditaria, que es el patrimonio material y económico que poseía el fallecido y que ahora pasará a manos de sus herederos. Para ello es importante solicitar todos los documentos que acrediten los bienes que poseía el fallecido. Ha de tenerse en cuenta que no solo se recibirán bienes, sino también las deudas y cualquier otra obligación de naturaleza fiscal o económica que el testador pudiera tener.

Una vez realizado lo anterior, se lleva a cabo la partición de la herencia en lo que los notarios denominan «cuaderno particional». Si en el paso anterior se trataba de designar quiénes iban a heredar, ahora corresponde saber qué va a recibir cada persona con derecho a participar en el proceso.

4. Liquidación de impuestos

El último trámite tiene un carácter fundamentalmente tributario, ya que se deben abonar los impuestos correspondientes. Para ello debe tener en cuenta que pueden existir tasas de carácter estatal, autonómico y local. Por tanto, es esencial que se consulte con un profesional para evitar futuras reclamaciones.

Con carácter general, estos son los procedimientos tributarios a los que deberá hacer frente:

  • Pago del Impuesto de Sucesiones. La cantidad variará en función de la comunidad autónoma. Existe un plazo de seis meses para abonarlo, que pueden ser prorrogables si las circunstancias lo justifican.
  • Impuesto sobre el Incremento de Valor de Terrenos de Naturaleza Urbana. Se denomina comúnmente plusvalía municipal, y grava el aumento de valor del que han sido objeto los bienes inmuebles que poseía el fallecido hasta el momento de ser heredados.

5. Inscripción registral

Por último, es necesario que cada heredero inscriba como suyos los bienes que ha recibido en el Registro de la Propiedad de la ciuda donde resida. Este trámite es muy recomendable, aunque no obligatorio, puesto que garantiza que los inmuebles recibidos son suyos y agiliza futuros procedimientos burocráticos derivados de su posesión.

Como ha quedado patente en estas líneas, ejecutar un testamento conlleva numerosos trámites administrativos y fiscales. Sin embargo, es necesario seguir los cauces correspondientes para evitar que el proceso se vuelva aún más engorroso. En nuestro despacho de abogados podemos hacernos cargo de estas tareas y representarle durante el proceso. Si desea recibir información adicional, no dude en contactar con nosotros.

Blog Attachment
  • g2dab489abf4a0bf173fbd3659403f2553797b36d1cd34c10237cc2dd88ec77cf24d2bf997a587a15fc9c03a56cf69ff6_640-jpg

Related Posts