¿Qué trámites hay que realizar para darse de alta como autónomo?

La figura del autónomo se corresponde con la de aquellas personas físicas que realizan su trabajo de manera independiente. En España, al igual que en la mayoría de países, es necesario llevar a cabo una serie de procesos para inscribirse como autónomo. A continuación le explicamos qué pasos debe dar y qué obligaciones tiene que asumir durante el proceso de alta.

¿Qué trámites debe realizar?

A continuación, le detallamos cómo darse de alta como autónomo. Antes de comenzar, es importante aclarar un aspecto: todos los autónomos están hoy en día obligados a realizar los trámites correspondientes al inicio de su actividad online.

Para facilitar el registro como autónomo, tiene a su disposición diferentes PAE (Puntos de Atención al Emprendedor), que forman parte del CIRCE (Centro de Información y Red de Creación de Empresas). De esta forma es posible obtener ayuda en los trámites sin coste alguno (incluyendo la obtención del NAF).

1. Visitar la Agencia Tributaria

Este es el trámite inicial y el que activa el proceso de alta. En primer lugar, debe acudir a la Agencia Tributaria. Será necesario rellenar el modelo 036 (indispensable en todo caso antes de darse de alta en la Seguridad Social). Mediante este procedimiento, se le informará de qué impuestos debe abonar. Además, es indispensable darse de alta en el IAE (Impuesto de Actividades Económicas) y comunicar la existencia de locales afectos.

La inscripción como empresario requerirá seguir cauces alternativos. En ese caso debe darse de alta en el Centro de Empresarios para conocer qué obligaciones fiscales conlleva su actividad.

2. Acudir a la Seguridad Social

Una vez que ha terminado los trámites ante la Agencia Tributaria, es momento de continuarlos en La Seguridad Social, y concretamente en la Tesorería General. Una vez allí, es necesario que realice dos trámites:

  • Obtener el número de afiliación (NAF): Si lo poseía anteriormente, no es necesario que lo vuelva a solicitar.
  • Darse de alta en el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos): A través del modelo TA0521.

En ambos casos es necesario darse de alta en el modelo 037, indicando el IAE y otros aspectos (alquiler del establecimiento, formas de gravar el IVA, y el IRPF…). Además, se debe contratar la mutua: este trámite es indispensable para inscribirse como autónomo, ya que todos los trabajadores por cuenta propia están obligados a asegurar su actividad. Este proceso se realiza automáticamente al darse de alta.

3. Comunicación de la apertura

Como autónomo o como empresario, usted constituirá un centro de trabajo propio. Por tanto, debe comunicarlo a la Consejería de Trabajo de la Comunidad Autónoma en un plazo de 30 días. Debe indicar la identificación de la empresa, el lugar de trabajo, los datos de almacenamiento y los contratos, si existieran.

4. Solicitud de licencias

En el caso de trabajar en un local físico, debe pedirla ante el Ayuntamiento del lugar donde trabaje.Frecuentemente en la Concejalía de Urbanismo.

¿Qué impuestos se debe abonar?

Generalmente, hay dos impuestos principales que debe pagar.

Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA)

En el momento de rellenar el modelo 036 se le preguntará por el tipo de IVA que corresponda a su actividad (algunos sectores, como las ventas al por menor o la sanidad, no lo gravan). Por otro lado, debe registrarse como ROI (Operador Intracomunitario), si desarrolla su profesión en otro país de la Unión Europea.

Hay, fundamentalmente, dos formas de liquidar el IVA (si se grava): mensual o trimestralmente. En el primer caso hay que presentar el modelo 036 marcando la casilla 129. Habrá que presentar el modelo 303 cada mes, y el modelo 340 (declaración informativa de operaciones en libro de registro) y el resumen anual del IVA (modelo 390).

En el segundo caso, habrá que rellenar el modelo 303 cada trimestre y acompañarlo del modelo 390 una vez al año. También es fundamental rellenar el modelo 349 con carácter trimestral si se trabaja en otro país de la UE.

Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF)

El IRPF profesional se sitúa en el 15% (7% en el caso de los primeros autónomos), por lo que es esencial que lo conozca con anterioridad a la declaración. El abono de este impuesto se realiza también a través del modelo 036, y conlleva una declaración trimestral que se realiza mediante el modelo 130.

Es importante destacar que, si alquila un local para realizar sus actividades, puede degravarse el IRPF. Esto puede hacerse incluso si utiliza una parte de su hogar como oficina.

Este impuesto puede tributarse mediante dos fórmulas, objetiva o directa:

  • Objetiva: En vez de tributar en función de las ganancias, se hace mediante cantidades fijas (módulos).
  • Directa: Se tributa según el rendimiento económico que haya tenido el autónomo.

Como ha podido ver, darse de alta como autónomo es importante para figurar en la Seguridad Social y evitar posibles sanciones. Recuerde que puede contar con nuestro asesoramiento y representación para agilizar los trámites. Para recibir información adicional, contacte con nosotros. ¡Estaremos encantados de atenderle!

Related Posts