¿Qué es el finiquito? ¿Qué conceptos incluye? ¿Es obligatorio firmarlo?

¿QUÉ ES EL FINIQUITO? 

El denominado finiquito o documento de liquidación, saldo y finiquito es un documento que la empresa está obligada a dar al trabajador cuando la relación laboral finaliza por cualquiera de los motivos contemplados en la ley (despido objetivo, despido disciplinario, baja voluntaria, etc).

Se configura como un documento en el cual el empresario refleja las cantidades que se le deben al trabajador a fecha de finalización del contrato, de forma que al pagar esas cantidades quedan saldadas las cuentas entre empresa y trabajador y la relación laboral extinguida.

No obstante, y a pesar de que el finiquito es un documento obligatorio, no está sujeto a forma legal alguna. Por lo tanto, al no existir un modelo formalizado para el mismo, es importante que el trabajador conozca cuales son los contenidos mínimos que debe tener así como los efectos del mismo.

¿QUÉ DEBE CONTENER EL FINIQUITO?

En el finiquito deben constar identificadas las partes que formar la relación laboral, es decir, empresa y trabajador, e incluir todos aquellos conceptos y cantidades pendientes entre éstos a la fecha de finalización de la relación laboral.

  1. Cantidades que la empresa debe el trabajador: Se incluyen en estas cantidades salario de los días del mes en que se produce el despido, vacaciones no disfrutadas, pagar extraordinarias, horas extras, pluses u otro tipo de pagas.

Todos estos conceptos han de ser valorados en cada caso concreto, analizando en su caso el Convenio colectivo al que esté sujeto el contrato de trabajo.

Todas estas cantidades tienen que figurar en bruto y luego hacerse las correspondientes retenciones y cotizaciones, ya que son parte del salario al que se tiene derecho.

  1. Cantidades que el trabajador pueda deber a la empresa.

Hay que analizar además si el trabajador pueda deber alguna cantidad a la empresa por conceptos como vacaciones disfrutadas de más, falta de preaviso de la baja voluntaria o anticipos que haya podido recibir.

En el caso de que la finalización de la relación laboral de derecho a percibir unaindemnización, no es un concepto que deba venir reflejado en el finiquito. Puede venir reflejada en otro documento, o en la propia carta de despido. Esta indemnización, si es la legalmente establecida, está exenta de cotizar y tributar, al contrario que el resto de conceptos de finiquito.

¿ES OBLIGATORIO FIRMAR EL FINIQUITO? ¿QUÉ EFECTOS TIENE FIRMARLO?

Cuando a un trabajador se le entrega el finiquito tiene, en primer lugar, derecho a que esté presente un representante de los trabajadores, es un derecho al que puede renunciar por lo que será decisión del trabajador. La presencia o no del mismo deberá constar en el finiquito.

El trabajador deberá ver si las cuantías que se contemplan en el documento son las que verdaderamente le corresponden. Igualmente tendrá que ver si las cantidades que constan en el mismo se han puesto a su disposición (bien mediante cheque bancario, justificante de transferencia, en metálico, etc.)

La firma del finiquito, no implica la imposibilidad de reclamar el finiquito, pero si puede complicarlo y mucho. Normalmente, los escritos de saldo y finiquito contienen fórmulas del tipo “el trabajador declara extinguida su relación laboral sin que nada tenga que reclamar a la empresa, por ningún concepto” o similares. Estas fórmulas se incorporan por la empresa para evitar reclamaciones futuras, y, si bien es cierto que incluso con un finiquito firmado, se pueden hacer reclamaciones, es necesario probar que se firmó obligado, engañado, bajo presión, etc. lo que no siempre es fácil, por lo que si se tienen dudas se  aconseja no firmar el documento y consultar a un profesional.

En el caso de que no se haya recibido el finiquito, o no se está conforme con las cantidades que en él se contienen, se puede reclamar a la empresa presentando una Papeleta de Conciliación en el plazo de un año.

Publicaciones relacionadas