¿Cuánto me pueden embargar de mi salario? Conozca sus derechos

Muchas personas se ven obligadas a hacer frente a impagos económicos por circunstancias adversas de la vida. Sin embargo, estos pueden acabar en un embargo si no se han podido solucionar a tiempo. Ante esta situación, es fundamental que tenga en cuenta sus derechos para hacerlos valer en caso necesario. Por ello, en este artículo vamos a responder a una de las cuestiones más frecuentes: ¿cuánto me pueden embargar de mi salario?

Distintos tipos de embargo de salario para diferentes situaciones

Es importante que tenga algo en cuenta: no hay dos embargos iguales. Cada reclamación de cantidades puede tener consecuencias diversas en función del capital y de la relación existente entre demandante y demandado. Sin embargo, sí que podemos identificar varios tipos de embargo según las características del procedimiento.

Por deudas bancarias

Durante nuestra vida, todos podemos suscribir numerosos acuerdos con el banco. Entre ellos, los más comunes son los créditos, los préstamos o las hipotecas. Obviamente, no devolver el dinero que la entidad ha cedido tiene, como consecuencia, el embargo de los bienes. En el último de los casos, lo que se embarga es la vivienda.

Por motivos comerciales

Los impagos a empresas son una de las principales causas de embargo en nuestro país. Si tiene un servicio suscrito con una compañía y no lo abona dentro del plazo, se generará una deuda. Esta puede seguir creciendo hasta que el negocio se vea obligado a incluirle en una lista de morosos y, posteriormente, demandarle para obligarle a pagar.

Por razones fiscales

Las deudas con la Agencia Tributaria son otra de las situaciones que dan lugar a embargos. Si tiene impuestos o pagos extraordinarios que aún no ha abonado, es fundamental que ponga solución al problema. Este tipo de deudas tienen una particularidad: con el paso del tiempo, generan intereses de demora.

Por deudas ajenas

Muchas personas ignoran este último caso, por lo que hemos decidido comentarlo. No solo respondemos por nuestras deudas, sino también por las que otras personas puedan contraer. De este modo, hay tres casos en los que somos responsables del impago de otros y, por tanto, podemos sufrir un embargo:

  • Tras avalar a una persona para que esta pueda solicitar un préstamo;
  • Al heredar una deuda como parte de un testamento que hemos aceptado;
  • Cuando nuestro cónyuge tiene una deuda.

¿Cuánto dinero me pueden embargar?

Como probablemente se imaginará, los embargos no dejan casi lugar a excepciones. Se trata de medidas drásticas que resuelven un impago por la fuerza y no siempre tienen en cuenta las necesidades de quien lo sufre. No obstante, la Ley de Enjuiciamiento Civil sí que impone distintos límites que no se pueden superar.

Lo primero que debe tener en cuenta es que hay un concepto que se denomina salario inembargable. Este se corresponde con la parte del sueldo que ninguna entidad le puede detraer, ya que se entiende que la necesita para su subsistencia. Actualmente, equivale al SMI (no olvide que este puede cambiar con el tiempo).

Lo anterior responde a lo que no pueden embargarle. Sin embargo, esto no significa que vaya a perder todo lo demás, sino que la parte sobrante se ajusta a unos porcentajes máximos. Estos se calculan dependiendo de la cantidad que suponga el salario:

  • Hasta el doble del SMI: un 30 %;
  • Hasta el triple del SMI: un 50 %;
  • Hasta el cuádruple del SMI: un 60 %;
  • Hasta el quíntuple del SMI: un 75 %;
  • Más del quíntuple del SMI: un 90 %.

Los porcentajes anteriores se calculan partiendo de la parte del salario que sí es embargable. De este modo, se evita que se pierda el modo de subsistencia como consecuencia de un impago. Como puede ver, el embargo es mayor (en términos económicos y proporcionales) cuanto más aumente el salario que percibe el deudor.

Circunstancias extraordinarias

Además de lo anterior, la ley contempla varias particularidades que se deben tener en cuenta. Por un lado, sus pagas extraordinarias también pueden ser embargadas. Todas las que reciba durante el año están sujetas al mismo tipo de embargo que las ordinarias. Por tanto, la consideración que reciben es la misma.

Por otro lado, hay que hacer referencia a un aspecto bastante importante. Si no ha pagado la pensión alimenticia por sus hijos y existe una sentencia que le obligue, hará frente a un tipo distinto de embargo. ¿En qué se diferencia? Principalmente, en que le pueden detraer también del SMI (lo que antes denominábamos salario inembargable).

¿Cuánto me pueden embargar de mi salario? Ahora que puede responder a esta cuestión, recuerde que los embargos pueden llegar a ser catastróficos para la economía personal. Tenga en cuenta que puede acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad para superar estas circunstancias adversas. En Trámites Fáciles Santander asumimos su representación para solicitar la aplicación de esta normativa y ayudarle a sobrepasar las deudas. ¡Contáctenos para más información!

Blog Attachment
  • gee7c95ff9000d51450dc9371a213ccce9e378f2d45f47265609b51a04767e784b783fe95ccc718dc26601b0cc8191732ed787270a19fa9be54238581a33f1dfa_640-jpg

Related Posts